Now Reading
Empresarios del sur del Condado de York abren Aces Axe Throwing

Empresarios del sur del Condado de York abren Aces Axe Throwing

  • El negocio de Amanda Bobby y su familia cambió tras la pandemia para abrir su propio local de lanzamiento de hachas en Shrewsbury.
  • Want to read this in English? Click here.

Mientras Amanda Bobby prefiere el lanzamiento por encima de la cabeza a dos manos, su hijo AJ prefiere el lanzamiento con un solo brazo.

Ambos métodos lanzan la hoja de acero a la diana de madera en el nuevo negocio familiar de Shrewsbury, Aces Axe Throwing, que cuenta con seis carriles de trituración de madera que han sustituido a las estanterías de pintura, brochas y muestras de papel pintado que llenaban el espacio a principios de este año.

Crear un centro comunitario

Dirigir un negocio de lanzamiento de hachas no es su primer intento de emprender. Andy, el marido de Amanda, es propietario de su propia empresa de pintura, que dirige desde hace más de 23 años. También siguen dirigiendo un negocio de alquiler de camiones Penske y de propano.

Pero cuando la pandemia de COVID-19 y los consiguientes problemas en la cadena de suministro hicieron casi imposible conseguir pintura de látex y cerdas sintéticas, la pareja tomó la difícil decisión de abandonar la parte de su negocio dedicada a la pintura y dedicarse a una nueva actividad.

Donaron decenas de miles de dólares en pintura y mercancía a Habitat for Humanity, Southern School District y Shrewsbury Christian Academy.

Entonces empezaron a soñar qué hacer con el espacio.

“Todo el mundo lanzaba ideas diferentes”, dice Amanda. Una tienda de consignación, un restaurante, una sala de juegos. “Intentábamos pensar qué podíamos ofrecer a la comunidad”.

Entonces recordó un viaje de chicas a Harrisburg que incluyó una sesión de lanzamiento de hachas.

“Creo que nos reímos todo el rato”, recuerda. “Nos lo pasamos bomba haciéndolo”.

Tras hablarlo con la familia, decidieron que era justo el tipo de centro comunitario que necesitaba su zona.

Un comienzo sólido

Antes de abrir Aces Axe Throwing en agosto, se pusieron en contacto con la Liga Mundial de Lanzamiento de Hachas (WATL) para asegurarse de que sus pistas y hachas eran reglamentarias.

Ahora, tres meses y medio después, el negocio va viento en popa. Amanda espera empezar a organizar ligas y torneos de lanzamiento de hachas el año que viene, y suele tener reservas para fiestas, eventos y lanzamientos diarios.

“Estoy impaciente por ver lo que nos depara el futuro en esta nueva aventura”, afirma.

Siguen manteniendo el negocio de propano y Penske, y desde entonces han añadido máquinas Pennsylvania Skill, Skee-Ball y minijuegos recreativos.

Trabajar para sí mismos

Desde que comenzaron su andadura empresarial, han disfrutado de la flexibilidad de ser sus propios jefes.

Amanda pudo traer a sus hijos al taller de pintura cuando eran pequeños. Y hoy forman parte del negocio. AJ, que ahora tiene 19 años, es el gerente, y el propio nombre del local -Aces Axe Throwing- se inspiró en los nombres de pila de la familia, incluidas las hijas gemelas de la pareja, Alexis y Annabelle.

Aun así, se han enfrentado a muchos retos en el camino.

“El mayor problema siempre es el dinero”, dice Amanda. “Cuando trabajas por cuenta propia, intentas averiguar cómo vas a beneficiar a tu negocio, seguir adelante, cómo tener éxito y seguir pagando las facturas”.

Sus clientes, dice Amanda, la ayudan a salir adelante.

Te hacen sentir apreciada”, afirma, “que estás ayudando y haciendo algo para proporcionar y dar a la comunidad algo de lo que pueden disfrutar”.

Powered by Our York Media © 2023. All Rights Reserved.