Now Reading
Una madre espera que el negocio de jabones inspirado por sus hijos les lleve a arriesgarse por sí mismos

Una madre espera que el negocio de jabones inspirado por sus hijos les lleve a arriesgarse por sí mismos

  • Cresha Drayden empezó a fabricar sus propios jabones hace años para ayudar a sus hijos a superar una enfermedad de la piel. Hoy en día, ayuda a otros a sentirse mejor en su puesto del Mercado Central de York, Our Sons and Daughters.
  • Want to read this in English? Click here.

Cresha Drayden es una persona que da. Entra en el Mercado Central de York un martes por la mañana con una sonrisa en la cara. Sus clientes nunca sabrían que acaba de terminar un turno de noche trabajando para apoyar a las personas con discapacidad intelectual.

“Hago muchas cosas”, dice riendo. “Todo suma trozos de mí. Y me gusta compartir las mejores partes de mí con la gente”.

Cresha era ama de casa hace casi una década, cuando sus hijos sufrieron un eczema. Quería aliviar el picor y la irritación de su piel, así que empezó a jugar con diferentes aceites y jabones en casa.

Sus tres hijos, cuyas edades oscilan entre los 14 y los 22 años, vieron el cuidado que su madre puso en su afición hace tantos años. A medida que se adentraban en la edad adulta, animaron a Cresha a hacer algo por sí misma: montar su propio negocio.

“En cierto modo, siempre quise esto para mí”, dice. “Sólo tenía que hacerlo cuando llegara el momento”.

‘Cosas que me hacen feliz’

Our Sons and Daughters abrió en el Central Market York justo antes de la Navidad de 2020. Le dio a Cresha una salida creativa en la pandemia. Era un lugar en el que podía experimentar con fragancias y productos y ofrecerlos a una clientela interesada en que tuviera éxito.

La temporada de compras navideñas la ayudó a tomar impulso, y desde entonces no ha dejado de crecer.

En sus estanterías hay coloridas pastillas de jabón, tubos de jabón corporal, frascos de velas y botellas de cristal de aceite. Su personalidad se nota en los ingeniosos nombres de las etiquetas, desde el afrutado “Monkey Farts” hasta el limpio “Egyptian Sheets”.

Pero también incorpora cosas que son importantes para ella, como la salud y el bienestar naturales. Tiene salvia para quemar y spray con aroma a salvia para espacios más pequeños, como el vehículo. La práctica de quemar salvia, también conocida como smudging, es una práctica espiritual arraigada en las tradiciones indígenas para limpiar un espacio.

Cresha ha ido ampliando poco a poco sus productos holísticos, que ahora incluyen cristales, y espera que su puesto en el mercado sea una puerta de entrada para abrir algún día un estudio de salud holística.

“Todas estas cosas me hacen fluir”, dice. “Son cosas que me hacen feliz, que considero parte de mí”.

Con un oído atento a lo que quieren sus clientes, Cresha también está pendiente de sus tres hijos, casi adultos, que ven a su madre ir tras sus objetivos empresariales.

“Ellos me inspiraron, pero espero que también aprendan de esto”, dice. “Quiero que vean lo que se puede ganar si se aprovecha la oportunidad”.

Powered by Our York Media © 2022. All Rights Reserved.